Tuesday, 26 January 2010

Agora sou mestre


He terminado mi Máster. La semana pasada fui nuevamente a Catalunya por última vez en el contexto del Máster de Estudios Internacionales de la Universidad de Barcelona para defender mi investigación: “El pulgarcito y el gigante – Memoria Histórica como factor de Transformación de Conflictos en El Salvador a través de la Cooperación Sur-Sur con Brasil”.


Es una curiosa paradoja – aunque no una coincidencia – que el eje principal de este trabajo de investigación académica sea la memoria. Ésta es una idea, una nostalgia y una materialidad que con diversas facetas ha atravesado mi historia de vida. Recuerdos, experiencias, ausencias, acciones. Íntimamente ubicado entre las dos partes de lo que conforma la América Latina misma; descendente del centro y del sur del continente, por un lado el padre y por otro la madre, de vientos y de volcanes. Memoria e identidad, en este contexto personal, es una experiencia vital.


La realización de este estudio ha representado una redescubierta de El Salvador, una resignificación de Brasil y un encuentro de perspectivas. Ha demandando una larga (y por veces cansada) jornada de decisiones, de sobriedad ante dificultades y de reafirmaciones culturales que empezaron mucho antes de la adjudicación de la beca que obtuve para la realización del curso. Ha sido también mas una oportunidad de un placentero dialogo con el mundo.


La nota obtenida ha sido buena, tal como certifica el documento arriba, pero el resultado ya ha sido un logro independientemente de la calificación. Ahora tengo más dudas, más incertezas, más ganas, más sueños. Lo tengo todo.


!Gracias a todos y a todas, amigos y familia, que han participado y participan conmigo!


Dejo un breve poema (en portugués) que me llegó a mí hace algunos años a través de una querida amiga y de lo cual me acordé en este momento de reflexión.


"Agora sou mestre »

digo a mim mesma

tentando acostumar-me

à essa estranha idéia

mas uma gripe forte

jogou-me na cama

durante todo o dia

arrasada por um microrganismo

vejo-me no espelho

fundindo-me à paisagem :

mais uma árvore desfolhada

compondo a tristeza desse outono!

É a imprevisibilidade da vida

que a torna tão bela

bom haver tantas coisas

que não posso controlar

pequeno organismo que me abate,

certo menino que vejo passar."


(Clarissa)

2 comments:

A DONA DO MUNDO said...

Já eras mestre, desde o dia em que decidiu dividir com "nosotros" seus conhecimentos, suas experiências, suas memoórias.
Parabéns, não apenas pelos resultados obtidos, ou, pelo dever cumprido, mas pelo tempo e esforço empenhado em realizar...E realizar ao meu ver, é a verdadeira razão da existência.
Beijo

Anonymous said...

Wow!!! Que orgullo. Te felicito!!

Frida