Tuesday, 17 January 2017

Mais da Lava-Jato na América Central: "¿A quiénes sobornó Odebrecht en Guatemala?"

La última semana de diciembre de 2016 sacudió al mundo. La multinacional brasileña Odebrecht llegó a un acuerdo de colaboración con la justicia suiza y estadounidense y confesó cuántas mordidas había pagado en cada país para obtener contratos de infraestructura. En Guatemala fueron US$18 millones para hacerse de una parte de la carretera en la Costa. ¿A quiénes se los pagó? Aquí un análisis forense de quiénes promovieron la obra para Odebrecht en 2014. Una carretera aprobada (ahora es seguro) a cambio de un soborno.

POR JAVIER ESTRADA TOBAR Y MARTÍN RODRÍGUEZ PELLECER / 3 ENERO, 2017

Hace falta hacer un poco de historia. Los dueños de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS han sido sentenciados en Brasil por comprar políticos por medio de financiamiento de campaña o de sobornos siendo ya ministros. Y entre toda la documentación encontrada por la fiscalía brasileña, apareció en 2014 un papel escrito a mano en la que ejecutivos de OAS escribieron los nombres de Otto Pérez Molina y Alejandro Sinibaldi. Se explicaba que iban a dar US$1 millón para la campaña presidencial de Sinibaldi de 2015; les interesaba recibir la concesión de construir una carretera en el Norte así como Odebrecht había recibido la concesión de la carretera de Escuintla a México.

Sinibaldi respondió que era un ‘papel shuco’ y que se trataba de una campaña negra. Pero Nómada denunció en 2015 que OAS ya había recibido un contrato de Q9 millones para una hidroeléctrica. El contrato no parece ser aislado y el gobierno del Partido Patriota (2012-2015) y sus aliados parlamentarios hicieron otro gran negocio con la otra gran constructora brasileña, Odebrecht.

Desde su primer año, el entonces presidente del Congreso, Gudy Rivera, y el diputado de Todos, Christian Boussinot, presentaron una moción privilegiada en el pleno para que el 11 de octubre de 2012 se declarara de urgencia nacional la aprobación del préstamo de US$384 millones (Q3 mil millones) para construir la carretera de Escuintla a México con la empresa brasileña Odebrecht.
El negocio es redondo para una empresa corrupta. Invierte US$18 millones en sobornos y gana un contrato de US$384 millones.

¿Qué bancadas apoyaron ese endeudamiento por el que Odebrecht pagó sobornos? 
El Partido Patriota, Todos, UNE, Creo-Unionistas, FRG, Gana, PAN, Victoria, URNG, UCN, VIVA e independientes.

¿Qué bancadas se opusieron? 
Encuentro por Guatemala, Winaq y Líder, que entonces era enemigo acérrimo del PP.

Para Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, cree que esto es un caso emblemático.
– Por los antecedentes de la empresa brasileña se deben realizar pesquisas y se deben deducir responsabilidades a partir de los hallazgos.

Roberto Villate, de Líder, que prefirió no comentar para esta nota porque “no recuerda con claridad”, dijo en 2012 que el presidente Otto Pérez Molina y la vicepresidente Roxana Baldetti se habían reunido con bancadas opositoras para priorizar el contrato con Odebrecht y denunció en el pleno que “había corrido sobornos de hasta Q250 mil” para cada diputado.

Si se suman los 105 votos, el Congreso del PP y compañía les salió relativamente barato: Q26.5 millones; US$3 millones. ¿Dónde habrán ‘invertido’ los otros US$15 millones? Amílcar Pop, de Winaq, quien se opuso al proyecto carretero, señala que se deben investigar los constantes rumores en el Congreso relacionados con la compra de votos cuando se conocen proyectos importantes.

– ¿Cómo se mueven sobornos de Q250 mil para 105 diputados? Hay bancos y empresas que forman parte de un entramado complejo y que tienen una importante logística para manejar esas cifras de dinero. El caso de Odebrecht es un ejemplo de cómo los grandes de corrupción no solo pasan por el Ejecutivo y es una oportunidad para que la justicia cumpla su papel.

Gudy Rivera no pudo ser consultado para esta nota porque guarda prisión después de ser sentenciado a 13 años por amañar la elección de jueces en 2014. Y Christian Boussinot, reelecto como diputado e investigado por el MP y la CICIG por cobrar por plazas fantasma, dijo que había firmado la moción privilegiada solo porque era secretario de junta directiva.

¿Cómo se mueven US$18 millones? ¿En paraísos fiscales? ¿En efectivo?
El 20 de diciembre de 2012, el entonces ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, publicó el acuerdo ministerial 1061-2012 para aprobar el contrato 053-2012-DGC-C para dar vida a la construcción de Odebrecht.

Y durante meses hizo propaganda sobre la obra junto a representantes de la empresa brasileña. Representantes empresariales, que no sabían entonces sobre el soborno, como Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio, aplaudían en la televisión la construcción de la carretera.


Otros gremios, como la Cámara del Agro, protestaron después en una entrevista en Nómada, por la corrupción en Comunicaciones. No fue posible obtener la versión para esta nota del exministro Alejandro Sinibaldi, pues desde junio de 2016 está prófugo por otro caso de corrupción en el que varios ministros regalaron un helicóptero al entonces presidente Otto Pérez Molina.

Eso sí, cuando era ministro sí habían pista de la corrupción en su ministerio. Los sobornos podrían haber sido pagados por transferencias en paraísos fiscales en donde hay total opacidad bancaria (como Suiza, donde le fue incautada una cuenta de US$100 millones a Odebrecht) o en efectivo.Dos meses después de que Sinibaldi firmara el acuerdo ministerial, el prestigioso sociólogo guatemalteco Carlos Guzmán Böckler denunciaba en una entrevista de febrero de 2013 que un familiar suyo cobraba sobornos en efectivo por (otras) construcciones en tiempos de Sinibaldi.


– Tengo un familiar que tiene una empresa para arreglar carreteras, y le dieron un contrato, no hace mucho. Y andaba buscando algo, un maletín, donde le cupieran Q30 mil en efectivo, porque para que firmaran el contrato tenía que entregar ese dinero. De una vez le dijeron: 15 por ciento para el ministro (de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi) y lo otro es para cumplir ciertas exigencias y para los empleados. Pero en efectivo, que no haya cheques, lo toma o lo deja. Como le digo, 15 por ciento para el ministro. Así, a lo bestia, sin tapujos.

No comments: